martes, 21 de abril de 2015

Venas

Vosotras, que sois arte. Que con vuestros colores fríos aportáis calor. Que mientras me dáis vida, también me la quitáis. Tan visibles a veces, tan ocultas otras...

Azul.
Verde.
Violeta.
Cada una de un color. Todas diferentes, con la misma función. Creáis sensaciones al mundo. Creáis instintos, intenciones. Me dáis lo que necesito, mejor que cualquier persona donde habito.

Fuerte.
Débil.
Potente.
Solidarias.
Esas son vuestras características. Solo algunas, pues las mejores son un secreto. Un secreto tan solo vuestro y mío.

Arte.
Formáis arte por vosotras mismas. Os entrelazáis unas entre otras. Zigzagueáis. Os difurcáis y seguís con la misma fuerza, aunque con diferentes senderos.

Rojo.
Y, para algunos, azul.
Lo transportado, dando calor y vida a todo el cuerpo. A veces el ardor comienza en el pecho, y lo extendéis rápidamente al resto. Algunos dicen que transportáis liquido azul cuando se trata de la realeza. Mas es mentira, la ciencia lo desmiente. Todos llevamos el rojo en nuestro interior. El rojo de esa pasión que nos revuelve las direcciones, que nos recorre el organismo, que nos deja patas arriba el alma, como si fuera el mundo. El rojo que se esparce, tanto dentro como fuera.

Solidarias.
No os limitáis a un cuerpo, a un alma. Os repartís en varios. Dais vida a otros. Solo hace falta voluntad, y una jeringuilla clavándose en una de vosotras. Una aguja insertándose en el cuerpo, rompiendo la piel, obligándoos a llorar. ¡Qué cruel el humano! ¡Qué cruel la solidaridad! ¡Qué cruel quien afirmó que para ayudar hay que sufrir y llorar!

Venas.
Sois vosotras por quien escribo. Sois vosotras por quien me dejo la piel y la sangre en unas palabras que no van a ninguna parte, pero que tampoco van a quedarse quietas. Vosotras, que recorréis mi figura dando vida. Cuando alguna se rompe, y deja escapar su alma, el rojo cubre mi piel. Y sin miedo, dejo que lloréis, porque también necesitáis desahogaros. Pues si es difícil la rutina, aún más cuando se alarga toda la vida. Condenadas al mismo trabajo. Condenadas a la misma compañía, o, incluso, a la soledad.

Rojo. Arte. Sangre. Vida.
VENAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario