lunes, 13 de abril de 2015

Soy otoño y soy invierno

Soy tanto y a la vez nada. Soy esa calle solitaria, por la que nadie pasa. Soy ese coche abandonado, que ya no arranca. Soy esa piedra hundida, tapada por la marea alta. Soy ese idioma que nadie aprende, y que quedará olvidado. Soy esa fiesta de la que se habla, por lo desierta que estaba. Soy esa foto rugosa, velada y arañada, que guarda malos recuerdos. Y soy esa vela encendida que poco a poco, sin que te des cuenta, se va consumiendo.
También soy ese otoño alegre, soleado, con lo bueno del viento y con días de playa. Soy ese otoño de hojas secas, de cambios y renovación. Soy ese otoño de buenas compañías y de momentos perfectos. Pero sobre todo, soy ese otoño de octubre.
Y soy invierno. Soy ese invierno melancólico. Ese invierno de mal tiempo y carácter fuerte. Soy ese invierno de domingos en casa. Soy ese invierno de películas a deshoras. Soy ese invierno de nieve lejana.
Yo soy lo bueno y lo malo. Lo soy todo y soy la nada. Soy mis sueños y mis logros.
Pero ante todo, soy una parte de ti. Aunque aún no te haya encontrado.

1 comentario: